VENTA DE ENTRADAS
EN MERCATUS (TIENDA OFICIAL DE LA UNIVERSIDAD), DE LUNES A SÁBADOS DE 10.00 A 20.00 H Y DOMINGOS DE 10.15 A 14.00H (C/CARDENAL PLÁ Y DENIEL, S/N)
UNA HORA ANTES DE CADA FUNCIÓN EN TAQUILLA.
VENTA ELECTRÓNICA: SAC.USAL.ES
TEL.: 923 294 480
sac@usal.es

Ciclo ‘Democracia. Señas de identidad’

14, 15 y 21 de febrero de 2024. teatro juan del enzina 19:30h

Entrada libre hasta completar foro

 

En el transcurso de los años sesenta emergió una generación de cineastas que, a diferencia de las décadas anteriores, accedió a una sólida formación académica del séptimo arte impartida en las aulas del IIEC (Instituto de Investigaciones y Experiencias Cinematográficas) y posteriormente en las de la EOC (Escuela Oficial de Cinematografía). Este periodo se caracterizó por un mayor proteccionismo cinematográfico, la creación del Fondo de Protección Cinematográfica y la introducción de una nueva clasificación que dividió las películas en dos categorías: comerciales y artísticas. Además, se llevaron a cabo modificaciones en las leyes de censura en 1963 y se impulsó la Ley de Control de Taquillas en 1964.

Con este contexto cinematográfico, y durante los últimos años del franquismo, se allanó el camino para que en la década de los setenta se presentaran obras más destacadas. La censura había mantenido al cine español en una especie de burbuja, aislado de las tendencias internacionales, con un género predominante, la comedia popular de costumbres. A partir de los años setenta surgieron obras que dejaron huella en la época y con el fin de la dictadura cambió de manera significativa el rumbo del cine español.

Este ciclo, que comenzó en 2023, continúa presentando una cuidada selección de películas emblemáticas dentro de este marco histórico. En febrero se proyectarán LAS PALABRAS DE MAX (1977) de Emilio Martínez-Lázaro, BILBAO (1978) de Bigas Luna, y recordamos la vida y obra del gran cineasta catalán, Ventura Pons, fallecido el 8 de enero, con OCAÑA, RETRATO INTERMITENTE (1978). Estos tres directores, junto con los presentados desde noviembre, así como los cineastas que se sumarán al ciclo este año, dan testimonio de la sociedad de la recién estrenada democracia y de la identidad renovada en el arte cinematográfico español.

 

 


 

Miércoles, 14 de febrero

LAS PALABRAS DE MAX (1977) | 92’

Emilio Martínez-Lázaro (Madrid, 1945)

Dirección: Emilio Martínez-Lázaro. Guion: Elías Querejeta, Emilio Martínez-Lázaro. Fotografía: Teo Escamilla. Música: Luis de Pablo. Intérpretes: Ignacio Fernández de Castro, Myriam Maeztu, Gracia Querejeta, Héctor Alterio, María de la Riva. Producción: Elías Querejeta P.C., España.

Máximo Gascón, un intelectual maduro de naturaleza reservada, se enfrenta a la realidad de su soledad al percatarse de la falta de conexiones significativas en su vida. En un intento por mitigar la creciente sensación de aislamiento, busca efímeros consuelos a través de encuentros breves con amigos, conocidos y su propia hija. A medida que el tiempo avanza, se da cuenta de que aquellos que alguna vez lo rodearon han fallecido o lo han marginado, dejándolo en un estado de profunda soledad.

Oso de Oro a la Mejor Película y Premio OCIC (28 Festival Internacional de Berlín, 1978).

El director ha dicho de su obra: «No se sabía cómo iba terminar la película ya que escribíamos el guion entre Elías y yo, y a medida que escribíamos íbamos rodando sobre la marcha. Al principio no había argumento al modo clásico. (…) La idea inicial estaba basada en ‘El Desencanto’ (1976) de Jaime Chávarri. Los protagonistas, los tres hijos y la madre, son muy expresivos en cuanto a contar sin tapujos la esquizofrenia de un hermano y las taras del resto de la familia. Me dijo Querejeta, “vamos a hacer una cosa similar”. “Inventamos una historia parecida y vamos a escribirlo”». (El pasado es un prólogo, Conversaciones con Emilio Martínez-Lázaro, Farshad Zahedi, 2005)


 

Jueves, 15 de febrero

BILBAO (1978) | 94’

Bigas Luna (Barcelona, 1946 – La Riera, Tarragona, 2013)

Dirección y guion: Bigas Luna. Fotografía: Pedro Aznar. Montaje: Anastasi Rinos. Música: Iceberg. Intérpretes: Ángel Jové, María Martín, Isabel Pisano, Francisco Falcon, Jordi Torras, Marta Molins, Pep Castello. Producción: Figaró Films S.A., Ona Films, España.

Leo, un hombre obsesionado y morboso, se enamora perdidamente de Bilbao, una bailarina de striptease. Leo la sigue constantemente, estudia cada uno de sus movimientos y finalmente la rapta para incorporarla a su colección erótica. La película explora los límites peligrosos entre el amor y la posesión en un contexto de fetichismo y obsesión desenfrenada. A medida que la trama avanza, se desvelan las complejidades y oscuridades de las relaciones humanas.

El director ha dicho de su obra: «Me considero un degenerado a nivel cinematográfico, que se interesa por el exotismo, por el subproducto y no por la “qualité” de la imagen. El hecho de que Bilbao esté rodada en 16mm y posteriormente hinchada le da un aire sucio que me interesa resaltar. Soy un ferviente admirador de Andy Warhol, como representante de esta escuela “naif”. Yo creo que aquí en Catalunya somos más plásticos que literarios, contrariamente a lo que ocurre en la meseta». (Entrevista con Bigas Luna, La Mirada, 1978)


 

Miércoles, 21 de febrero

OCAÑA, RETRATO INTERMITENTE (1978) | 85’

Ventura Pons (Barcelona, 1945 – 2024)

Dirección y guion: Ventura Pons. Fotografía: Lucho Poirot. Montaje: Emilio Rodríguez, Valeria Sarmiento. Música: Aureli Vila. Intérpretes: José Pérez Ocaña, Guillermo, Camilo y Paco Alcoy. Producción: Teide, Prozesa, España.

La vida de José Pérez Ocaña, pintor, artista callejero y figura clave en la contracultura de la Barcelona de los años setenta, se revela a través de escenas que reinterpretan el imaginario de la cultura popular española. Ocaña comparte abiertamente su perspectiva sobre la sexualidad y su modo de enfrentarse al mundo. La película culmina con su participación en la primera manifestación a favor de la libertad sexual en Barcelona en 1977, marcando un hito en la lucha por los derechos sexuales durante la transición española. La visión intimista y las intermitencias en su retrato ofrecen una ventana única hacia la vida de Ocaña, un personaje influyente en la Rambla y la plaza Real de la Barcelona de finales de los setenta.

El director ha dicho de su obra: «Me apalanqué bastante tiempo en teatro, hasta que, en el setenta y siete, que ya tenía treinta y dos años dije, “¿imbécil, qué haces de tu vida?”. E hice un documental en que Ocaña no era un trasvesti, era performance extraordinaria. Y la rodé clandestinamente porque todavía existía la censura. Y de repente la película fue selección oficial en Cannes, también fuimos a Berlín, a Chicago, a medio mundo, y han pasado 41 años y todavía se está viendo». (Entrevista con Ventura Pons, TV unam, 2018)

Contact: