Estructurar la Ciudad Universitaria

ESTRUCTURAR LA CIUDAD UNIVERSITARIA
Veinte años del Plan Director de los Edificios Históricos de la Universidad de Salamanca

Del 9 de abril al 30 de junio de 2019
Sala Cielo de Salamanca
Patio de Escuelas Menores
Universidad de Salamanca

Horario: 
Martes a sábado de 12:00 a 14:00h y de 17:30 a 20:30h
Domingos y festivos de 10:00 a 14:00h
Lunes cerrado

En 1999 la Universidad de Salamanca, abriendo camino una vez más en el ámbito universitario español, llevaba a cabo la redacción del Plan Director de sus edificios históricos, punto de inflexión en la prevención y conservación del patrimonio universitario. Haciéndose eco de los principales documentos internacionales generados en los años anteriores en el ámbito de la restauración, y apostando por una rehabilitación arquitectónica integrada se generó un documento bienintencionado en el que tras analizar los monumentos, levantar sus planimetrías y diagnosticar sus patologías, se proponían soluciones para las mismas y para la vida futura de esos edificios. Hoy la Universidad de Salamanca celebra los 20 años de su puesta en marcha. 

En las últimas décadas, desde distintos ámbitos científicos se viene proponiendo que el desarrollo urbano de las ciudades está condicionado por la existencia en ellas de distintos elementos estructurantes; elementos que son palpables en nuestra realidad presente pero cuyo origen está en el pasado, haciéndose así necesario retornar al “ayer” explorando qué huellas del mismo nos han llegado hasta hoy. En definitiva, esta línea de investigación concibe la ciudad como una estructura vital en continuo cambio y evolución. Y, en el caso de Salamanca, sin duda, uno de esos elementos estructurantes es su arquitectura histórica universitaria, cuya incidencia aún se identifica con claridad en el actual espacio urbano salmantino, más por los monumentales edificios que conforman su tipología edificativa y que engalanan esta ciudad que por su trazado viario.

Visita Virtual

 

 

Enclavada la Ciudad del Saber en un espacio urbano privilegiado, junto a la Catedral y con fachadas a las dos calles principales de la ciudad en la Edad Moderna, las Escuelas Mayores y Menores, el Hospital del Estudio y el Patio de Escuelas constituyen, junto con las casas del Bedel Mayor o Multador, del Secretario y del Rector, un conjunto excepcional en la arquitectura universitaria española y europea; acervo al que además se deben sumar hitos tan trascendentales en el ámbito arquitectónico nacional y europeo como la construcción de la Fachada o Portada Rica. Y, a lo largo del siglo XVI y de buena parte de la Edad Moderna, se fueron sumando un gran número de fundaciones colegiales, que acabaron configurando la Ciudad universitaria histórica, hecho de tal trascendencia que sin él resulta realmente difícil explicar hoy la arquitectura (la imagen monumental) y el urbanismo de Salamanca. Se podría, sin duda, pero sería diferente. En definitiva, no se entiende la trayectoria histórica de la ciudad del Tormes sin su Ciudad del Saber y sin su Ciudad Universitaria Histórica, cuyas maravillosas arquitecturas perfilaron –y perfilan- junto a las catedrales el skyline de la ciudad, se convirtieron –y aún lo son- en las grandes protagonistas de múltiples espacios intramuros, de la trama urbana, en especial de plazas y confluencias de las calles principales, y crearon una iconografía universitaria que aún perdura en Salamanca.

Además de las necesarias unidades de información dedicadas a la Ciudad del Saber, al Plan Director y a la Fachada Rica, protagonista principal de la exposición, completan esta muestra algunas de las restauraciones, rehabilitaciones e intervenciones llevadas a cabo en los últimos 40 años en el rico patrimonio arquitectónico del viejo Estudio debido a la necesidad de acoger nuevas funciones, nuevos usos, sobre todo en los antiguos colegios y palacios señoriales que, formando parte de la Ciudad Universitaria Histórica, hoy acogen distintos servicios de la institución. Así, en esta exposición se recogen los trabajos llevados a cabo en el edificio de Anayita y Teatro Juan del Enzina, en la Hospedería del Colegio Fonseca, en los antiguos Colegios Trilingüe, San Pelayo, Huérfanos y la Magdalena/San Bartolomé, en los palacios Maldonado y Arias Corvelle o en la casa de Solís y en las casas del Parque. Sin duda, el viejo Estudio salmantino ha sabido seguir la recomendación recogida en el artículo 2 de la Carta de Atenas de 1931: “mantener, cuando sea posible, la ocupación de los monumentos que le aseguren la continuidad vital, siempre y cuando el destino moderno sea tal que respete el carácter histórico y artístico”.

Eduardo Azofra y Alexandra M. Gutiérrez Hernández
Comisarios de la exposición

Exposición enmarcada en el Proyecto 1234redes.con apoyado por la Unión Europea dentro del Programa Interreg V-A España-Portugal (POCTEP) 2014-2020, cofinanciado por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER)