Jácara de Pícaros

TEATRO · LAS NOCHES DEL FONSECA 2017

 

VIERNES, 14 DE JULIO

PATIO DEL COLEGIO FONSECA · 22:30H

 

Jácara de Pícaros 

Versión y dirección: Borja Rodríguez

 

ENTRADAS 18€

 

 

 

Al fin y al cabo, en el corazón de cada pícaro habita un huérfano, o

un pájaro caído del nido, o al que su madre echó a volar sin posibilidad de

retorno, y sin mayor cobijo seguro, que el del manto de las estrellas.

Borja Rodríguez

 

INTÉRPRETES

Rosa Díaz

David Lorente

Alberto Gómez Taboada

David Kelly

 

Tres graciosos hampones, animalizados en la forma de tres pájaros (cuervo, grajo hurraca), sufren de manera drástica las hambres del siglo, y ven caer la tarde sobre la rama de un árbol, con el horizonte de Castilla como telón de fondo.

Pero su mala suerte está pronta a acabar, pues casi por casualidad se acerca, recién salido del cascarón, caído del nido y portando un hatillo para desenvolverse en la vida, un destartalado pajarillo, al que el nacimiento le ha revuelto la figura y le ha hecho ver la luz desprovisto de toda brújula.

Pronto descubrimos en él al nuevo pícaro echado al mundo, fiel retrato de Lázaro, Guzmán o Justina; y en los tres pajarracos los tipos de truhanes que pueblan las historias de hampones hambrientos que “despluman” los caminos y las posadas.

El pequeño pajarillo topa con nuestros tres bribones, y muestra su intención de entrar al servicio de un señor, pero antes tendrá que vérselas con la astucia de estos tres veteranos, en una gesta librada mediante la audacia, el ingenio, la sátira y el humor.

Pelón entrará al servicio de varios amos, caerá por sorpresa en varias emboscadas del destino, será mil veces asaltado y manteado, conocerá un retablo de personajes variopintos que son atrezzo y figuras de la picaresca, un sinfín de historias que narran la época, un rosario de desventuras que lo conducirán hasta el final del camino, hasta el vuelo final, hecho pájaro adulto, y habrá aprendido, de manos de estos tres villanos con corazón, las artes y los reveses que se dan y se reciben en la lucha por la supervivencia.