Ida Vitale

     Paréntesis, casa frágil

     Cuando la cerrazón arrecie
     abre paréntesis, signo tibio,
     casa frágil
     que no tiene más techo que el cielo imaginado
     (aunque sea adusto, ácido, aciago,
     si es otro quien lo abre),

     piensa dos manos
     que protejan tu rostro, de veras miren dentro de ti,
     agrupen sol contra el invierno,
     sol y solvencia humana.

     Aunque debas cruzar
     bosques de tiempo,
     pisar tantas hojas secas
     en el suelo de la memoria,
     cuidar no ser tragado
     por zanjas de sorpresiva erosión,
     búscate en el paréntesis,
     como en palabras para siempre calladas.

                                                  (De libro Reducción del infinito, 2002)

 

Ida Vitale (Montevideo, Uruguay, 1923)

Poeta, ensayista, crítica literaria, traductora, Ida Vitale fue alumna de José Bergamín. Trabajó como profesora de literatura hasta 1973. Se casó con el crítico literario Ángel Rama en 1950, con quien tendría dos hijos. Codirigió la revista cultural Clinamen y dirigió la revista Maldoror. No obstante, su destino se vio interrumpido con el ascenso de la dictadura cívico-militar en 1973, por lo que tuvo que exiliarse en México para 1974. Aquí conoció a Octavio Paz, con quien colaboró en la revista Vuelta como parte del comité asesor. En el exilio también participó en la fundación del periódico mexicano Unomásuno, colaboró como ensayista y crítica en distintos medios como Jaque, Asir, Crisis, Eco y El País y continuó con su vocación docente en instituciones como El Colegio de México. Para 1984, Ida Vitale volvió a su tierra natal cuando la dictadura ya estaba a punto de terminarse (la democracia volvió a Uruguay un año después), pero su estancia sería más bien corta, pues a los dos años viajaría con rumbo a Estados Unidos. Estableció su residencia en Austin, Texas, junto a Enrique Fierro, su segundo esposo. A lo largo de su carrera literaria, Ida Vitale ha ganado prestigiosos premios literarios como el Premio Cervantes, 2018; IX Premio Internacional Octavio Paz de Poesía y Ensayo, junto a Ramón Xirau, en el 2009; Premio Internacional Alfonso Reyes, en el 2014; XXIV Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana, en el 2015; Premio Internacional de Poesía Federico García Lorca, en el 2016; Premio Max Jacob, en el 2017 y Premio FIL de la Literatura en Lenguas Romances, en el 2018. Sus libros de poemas: Palabra dada, 1953; Cada uno en su noche, poesía, 1960; Paso a paso, 1963; Oído andante, 1972; Fieles, 1976; Jardín de Sílice, 1980; Elegías en otoño, 1982; Entresaca, 1984; Sueños de la constancia, 1988; Procura de lo imposible, 1988; Serie del sinsonte, 1992; Paz por dos, con la colaboración de Enrique Fierro, 1994; Jardines imaginarios, 1996; De varia empresa, 1998; Un invierno equivocado, 1999; La luz de esta memoria, 1999; Reducción del infinito, 2002; Trema, 2005; Reason Enough, con la colaboración de Sarah Pollack, 2007; Mella y criba, 2010; Sobrevida, 2016; Mínimas de aguanieve, 2016. Poesía reunida, compilada por Aurelio Major, 2017. Y en el campo de la ensayística, la prosa y la crítica literaria: Arte simple, 1937; El ejemplo de Antonio Machado, 1940; Cervantes en nuestro tiempo, 1947; La poesía de Basso Maglio, 1959; Manuel Bandeira, Cecilia Meireles y Carlos Drummon de Andrade: Tres edades en la poesía brasileña actual, 1963. La poesía de Jorge de Lima, 1963; La poesía de Cecilia Meireles, 1965; Juana de Ibarbourou: Vida y obra, 1968; José Santos González Vera o el humor serenísimo, 1974; Enrique Casaravilla Lemos, 1984; Léxico de afinidades, 1994; Donde vuela el camaleón, 1996; De plantas y animales: acercamientos literarios, 2003 y El abc de Byobu, 2004.

Wikipedia