Álvaro Valverde

     Otro maldito poema sobre el confinamiento

                                                                         A Jordi Doce

     Esta vida en suspenso
     me obliga, cual paciente recluido,
     a cumplir ciertos ritos; por ejemplo,
     observar lo que pasa cada día
     detrás de la ventana de mi cuarto.
     Me asomo al exterior como quien sabe
     que el gesto es salutífero. Respiro
     y, al hacerlo,
     es mucho más que aire lo que tomo.
     Después,
     me paro a contemplar mi triste estado
     que se refleja en todo cuanto veo.
     La muralla, que tengo justo enfrente,
     un símbolo vital para quien quiso
     permanecer en su lugar.
     Le sirve de sustento a un par de mirlos
     que cantan en el sol cuando amanece.
     Más allá, por encima,
     algunos edificios donde intuyo
     la existencia secreta de los otros.
     Y debajo, el jardín.
     Con una buganvilla exuberante,
     la hierba todavía no agostada,
     una higuera sin poda algo salvaje,
     algunas flores y árboles modestos,
     la densa enredadera de la entrada
     y multitud de animalitos invisible.
     Si levanto la vista hacia poniente,
     cuando al cabo declina la jornada,
     un cielo enrojecido me devuelve
     la metáfora exacta de este tiempo
     rendido al estupor y a la extrañeza.

                                                                  (Inédito)

 

Álvaro Valverde (Plasencia, 1959)

Ha publicado, entre otros, los libros de poesía Las aguas detenidas, Una oculta razón (Premio Loewe), A debida distancia, Plasencias, Ensayando círculos, Mecánica terrestre, Desde fuera, Más allá, Tánger y El cuarto del siroco (Premio «Meléndez Valdés» al mejor libro publicado en 2017 y 2018), los cinco últimos en la colección Nuevos Textos Sagrados de Tusquets. Es autor de dos novelas (Las murallas del mundo y Alguien que no existe), un libro de artículos (El lector invisible), uno de viajes (Lejos de aquí) y otro de diarios (Porque olvido. Diario 2005-2019). También de las antologías Un centro fugitivo, con selección y prólogo de Jordi Doce (con el que codirige la colección Voces sin tiempo de la Fundación Ortega Muñoz), que reúne poemas escritos entre 1985 y 2010, y Álvaro Valverde. Antología poética (1985-2015), con ilustraciones de Esteban Navarro. Actualmente, es crítico de poesía de El Cultural y colabora con asiduidad en las revistas Turia, Clarín y Cuadernos Hispanoamericanos. Desde 2005, edita un blog en la dirección: http://mayora.blogspot.com.es/