Francisco García Olmedo

     Sutra de los que habitan en nosotros

                                                       para Pilar

     Millones de seres
     incontables especies
     nos habitan
     existen en ti, en mi
     en el gran Sarvashura
     sin hacerse notar
     sin que sepan
     o se sepa su nombre, tantos
     como los granos de arena
     del gran río Ganges
     diez por cada célula viva
     que podemos llamar nuestra.

     Una boca, la tuya que me sonríe
     un continente de variados cielos
     miles de criaturas que florecen
     atentas al tiempo de cada confín
     –aparente armonía
                              frágil equilibrio–
     indiferentes a las veleidades
     a los embates del día y la noche
     inocuas cuando no proceden
     de inocente mordedura.
     Cuidado, amor, no seas
     crótalo para mi cuello inerme.

     Ajenas viven al laberinto
     inmortales, no saben
     cómo o cuándo llegaron
     dónde su norte o su sur
     porqué tan varios los climas
     y los enclaves, o si su mundo
     es uno más entre otros mundos.
     Para ellas, tú, yo,
     el gran Sarvashura, somos
     indiferentes universos paralelos
     donde, ignorantes e ignoradas
     fieles su destino cumplen
     siempre iguales a sí mismas.

     Las manos, dominante y dominada
     islas especulares son, habitadas
     por floras diferentes, distintas las mías
     de esas tuyas cuyos sutiles aromas
     mi memoria atesora, más tú
     que las huellas de tus dedos,
     también heredadas
     como el profundo azul marino
     de esos ojos misteriosos.

     Tu espalda, amor
     no es un desierto
     bien lo saben mis labios
     que con tanta frecuencia
     en ella se perdieron
     dejando tenues rastros
     de vida sin tragedia.
     Vivo en mí persiste
     tu sabor a playa
     tu vocación de duna.

     Millones de seres
     incontables especies
     ángeles que nos guardan
     personales demonios
     cobijos de nuestras almas.
     Si somos sus universos
     ¿cuáles son los nuestros?
     ¿Vivo yo en el tuyo?
     ¿Qué monstruos nos ignoran?
     ¿A cuáles ignoramos?

     ¿Nos amamos en el mismo sueño?
     ¿Eres tú mi sueño?
     ¿Sólo mi sueño?

                                                              (Inédito)

 

Francisco García Olmedo (Cádiz, 1938)

Miembro de la Real Academia de Ingeniería y del Colegio Libre de Eméritos. Ha sido catedrático de Bioquímica y Biología Molecular en la Universidad Politécnica de Madrid (1970-2008). Ha publicado, entre otros libros de ensayo, La tercera revolución verde (Debate, 2000; trad. Italiana en Il Sole/24 Hore, 2001), Entre el placer y la necesidad, (Crítica, 2001), El cambio climático y las políticas económicas (con R. Ortega y M. Córdoba; Colegio Libre de Eméritos, 2008), El ingenio y el hambre (Crítica, 2009), los poemarios Natura según Altrío (Huerga & Fierro, 2002), y Mar congelado (Huerga & Fierro, 2005), las novelas Notas a Fritz (Tabla Rasa, 2002), Motivos de fuga (Cultivalibros, 2011), y Enredos científicos en Venecia (RdL 2015-16, por entregas, digital) y el retrato biográfico Buscando a Antonio Ferres (Gadir, 2015).

http://www.raing.es/es/acad-micos/excmo-sr-d-francisco-garc-olmedo
https://www.revistadelibros.com/blogs/ciencia-al-alioli/las-metaforas-de-la-ciencia
https://www.agrodigital.com/2008/10/10/francisco-garcia-olmedo-una-vida-dedicada-a-la-ciencia-al-saber-y-a-descubrir-lo-desconocido/