Ana Blandiana

     Elegía matinal

     Al principio prometí callarme, luego, por la mañana,
     Os he visto aparecer con la ceniza en las puertas
     Sembrando, como se siembra el trigo, la ceniza.
     Y no aguante más y grité: ¿Qué hacéis? ¿Qué hacéis?
     Para vosotros he nevado toda la noche sobre la ciudad,
     Para vosotros he blanqueado toda la noche:¡ah,
     Si entendierais lo difícil que es nevar!
     Anoche en cuanto os quedasteis dormidos salí afuera.
     Allí hacía oscuro y frío. Yo debía
     Volar hasta el punto único en el que
     El vacío hace girar a su alrededor los soles y los apaga
     Y tenía que hacer refulgir un momento más aquel ángulo
     Para volver nevando entre vosotros.
     Cada copo lo he pensado, pesado, probado,
     Modelado, bruñido con la mirada,
     Y ahora me caigo de sueño y cansancio, tengo fiebre.
     Observo cómo sembráis el polvo del fuego muerto
     Sobre mi blanca obra y sonriendo os confieso:
     Vendrán nevadas mucho más copiosas después de mí –
     Y todo lo blanco del mundo nevará sobre vosotros,
     Intentad entender su ley desde ahora,
     Vendrán gigantescas nevadas blancas después de nosotros,
     Y no vais a tener suficiente ceniza,
     Y desde pequeños los niños aprenderán a hacer que nieve,
     Y lo blanco cubrirá vuestro débil rechazo
     Y la tierra entrará en la rotación de las estrellas
     Como un astro de nieve ardiendo.

                                          (Inédito) Traducción de Viorica Patea y Natalia Carbajosa

 

Ana Blandiana (Timișoara, 1942)

Es una figura legendaria de la literatura rumana. Destacada opositora del régimen de Ceaușescu, forma parte del grupo de escritores que concibieron su vocación literaria como una forma de resistencia moral. Autora de libros de poesía, narrativa y ensayo, es actualmente la poeta rumana más internacional –sus libros han sido traducidos a veinticinco idiomas–, además de candidata al Premio Nobel. Blandiana pertenece al neomodernismo, grupo de poetas que debuta a mitad de la década de 1960. Sus poemarios la consagran como la figura más destacada de su generación. Blandiana ostenta el récord de tres prohibiciones bajo dos dictaduras. La primera tuvo lugar a la edad de diecisiete años. Las últimas en 1985 y 1988. Sus textos se copian a mano y circulan por miles de manera clandestina: son los primeros poemas en samizdat de la literatura rumana. En 1982 es la escritora más joven galardonada con el Premio Gottfried Herder de la Universidad de Viena. Tras la caída del régimen comunista, Blandiana fundó y presidió la Alianza Cívica (1991-2001), organización independiente que luchó por la democracia e hizo posible la entrada de Rumanía en la Unión Europea. Al amparo del Consejo de Europa, Blandiana ha creado en la ciudad de Sighet el Memorial de las Víctimas del Comunismo y de la Resistencia (1993), museo, centro de investigación y escuela de verano que lleva por lema una frase suya: «Mientras la justicia no logre ser una forma de memoria, la memoria en sí misma puede ser una forma de justicia». Por su contribución a la cultura europea y su lucha en pro de los derechos humanos, Blandiana fue nombrada Chévalier de la Légion d’Honneur (2009), la más alta distinción de la República Francesa. En la misma línea el departamento de Estado de EE. UU le otorgó el Premio Romanian Women of Courage Award (2014). Recientemente ha recibido el Premio Poeta Europeo de la Libertad (Gdansk, 2016) y el Griffin Excellence in Poetry Award (Toronto, 2017) como reconocimiento a toda su obra. En español han visto la luz Mi patria A4 (2014), El sol del más allá & El reflujo de los sentidos (2016) y Octubre, noviembre, diciembre (2017), todos ellos en la editorial Pre-Textos, así como los libros en prosa Proyectos de pasado (2008) y Las cuatro estaciones (2011), ambos en Periférica.

https://elpais.com/cultura/2017/05/11/actualidad/1494521694_891765.html