Ana Rossetti

     El equilibrio             
     

     La minúscula hierba retorna su molécula de oxígeno al aire que nos obstinamos en degradar.
     La poesía es un vendaval de aire puro en nuestras existencias irrespirables. La minúscula
     hierba muere, pero su polen es indestructible. La poesía no evita el dolor, pero no consiente
     que sea infructuoso. 


     En este perpetuo nivelar, la hierba silenciosa y la poesía con su verbo arrebatado afirman su
     única y extrema razón. Y así como la hierba siempre encuentra un resquicio para crecer, la
     poesía rompe sellos y violenta arcanos para enraizar poesía donde no hay poesía, para que
     haya poesía.

Ana Rossetti (San Fernando, Cádiz, 1950)

Tiene los siguientes poemarios: Los Devaneos de Erato (1980, Premio Gules), Indicios vehementes, Devocionario (1985, Premio Internacional Rey Juan Carlos I) Yesterday, Punto umbrío, La Ordenación, Llenar tu nombre y Deudas contraídas. Le ha sido concedida la Medalla de Plata de Andalucía al conjunto de su obra y el premio Meridiana que otorga el Instituto Andaluz de la Mujer.  Cultiva la narrativa y desde 1997, la literatura infantil.