Celia Corral Cañas

     También la incertidumbre entre nosotros            
     

                          Si se cierra un ojo se ve la mitad del mundo.                         
                                 Si se cierran los dos, se ve el mundo entero.                         
                                                                José María Cumbreño                         

     Nosotros siempre somos tú y yo,
     nosotros, tú y yo y, sin embargo,
     también somos aquí, somos ahora,
     aquello que nos une y nos aleja,
     también este lugar, este momento,
     la sombra en el recuerdo del gigante.
     El día en que aprendimos a volar,
     la forma en que se hundió nuestra utopía.
     El discurso del mar, sus inquietudes,
     el ritmo en que se estiran los tentáculos
     de la invasión del hambre y sus secuelas,
     la dura indiferencia al otro lado.
     El tacto de la tierra en la mejilla,
     las manos infantiles que construyen
     la ropa que llevamos con cansancio.
     La sangre que horroriza las bañeras,
     los bosques convertidos en ciudades.
     Las olas que tragamos, la nostalgia,
     el lenguaje nocturno de los cuerpos.
     La nube en que olvidamos la rutina,
     los miércoles insomnes, los naufragios,
     las uñas arrancadas, el silencio.
     La sed entre el deseo y lo real,
     la lluvia de las bombas, el terror,
     la risa, las caricias, la esperanza.
     El dedo acusatorio que después
     se deja alimentar por la injusticia
     y duerme dulcemente por las noches.  
     La parte afortunada de este barco,
     las grietas que camufla su ignorancia.
     La fuerza que decide las noticias
     e impone qué sucede hoy en el mundo.
     Los porqués sin respuesta, la exigida
     costumbre a tener miedo en las tinieblas.
     Nosotros, que también somos vosotros.
     Nosotros, ojos cómplices, testigos.
     Nosotros, los castillos en el aire.
     Nosotros, un sonido disonante.
     Nosotros, los de siempre, los de ahora:
     la primera persona del plural,
     los mundos potenciales del pronombre.
     También somos aquella primavera,
     el sol al que gritamos indignados,
     la lucha que eclipsaron los relojes.
     También el escenario entumecido
     que observa con paciencia el espectáculo.
     También la intersección de laberintos,
     también la incertidumbre entre nosotros.
     Las manos que reprimen otras manos,
     las voces que silencian otras voces,
     los labios que se expanden lentamente.
     El esfuerzo invertido en el agrado,
     las horas dedicadas a ser otros.
     El vértigo a los pies de la pirámide.
     Las alas que nos llevan a otros mundos,
     el lúcido optimismo ante el ocaso,
     los sueños sin paredes, el color
     del paladar incierto del futuro.
     El cuerpo que abandona en este instante,
     sus últimos impulsos, sus inercias.
     Nosotros somos todos, somos nadie.
     La lágrima que cruza tu paisaje
     derrite las escamas del planeta,
     enciende aquel recuerdo del gigante.
     Por eso, por favor, cierra los ojos.
     Nosotros, que ahora no somos tú y yo,
     tampoco este lugar, este momento,
     ni aquello que nos une y nos aleja,
     cerremos nuestros ojos a la vez:
     el mundo se estremece en nuestros párpados,
     si late significa que vivimos.

                                                               (Inédito)

 

Celia Corral Cañas (Reinosa, 1987)

Celia Corral Cañas es procedente de Reinosa, es licenciada en Filología Hispánica y doctora en Literatura Española por la Universidad de Salamanca. Ha sido becaria de investigación y profesora asociada en el Departamento de Literatura Española e Hispanoamericana de la Universidad de Salamanca y combina la docencia de español en Cursos Internacionales de la Universidad de Salamanca con la enseñanza en el Máster en Escritura Creativa de la Universidad de Salamanca. 

Como creadora ha obtenido, entre otros, el tercer premio de VII Certamen de Relato Corto del Consejo de la Mujer de Cantabria (2005), el primer premio de Poesía del XII Certamen de Jóvenes Creadores 2011, el primer premio de Relato Breve de la 33ª edición de premios José Hierro (2014), el primer premio de Poesía de la 34ª edición de premios José Hierro (2015), el III Premio Internacional de Poesía Jovellanos. El Mejor Poema del Mundo (2016) o el IV Premio de Narrativa Carmen Martín Gaite (2019).
En 2017 publicó el poemario La voz del animal bajo tu piel (BajAmar Editores).
Cuando el mundo editorial se despierte de este extraño sueño (y nos despierte) de nuevo, se publicará su primera novela, Tiempo para los pájaros (Ediciones Traspiés), con la que ha obtenido el IV Premio de Narrativa Carmen Martín Gaite.